martes, 26 de mayo de 2009

DEFENSA DE LA ALEGRÍA

Hace ya algunos años (más de veinte) tuve la oportunidad de asistir al concierto de presentación de el disco de Serrat “El Sur también existe” y me enamore de las letras y los poemas de Benedetti.
No quería que la primera entrada fuera triste así que defendamos la alegría en su honor.

Defender la alegría como una trinchera defenderla del caos y de las
pesadillas de la ajada miseria y de los miserables de las ausencias breves y las
definitivas

defender la alegría como un atributo defenderla del pasmo y de las
anestesias de los pocos neutrales y los muchos neutrones de los graves
diagnósticos y de las escopetas

defender la alegría como un estandarte defenderla
del rayo y la melancolía de los males endémicos y de los académicos del rufián
caballero y del oportunista

defender la alegría como una certidumbre defenderla a
pesar de dios y de la muerte de los parcos suicidas y de los homicidas
y del dolor
de estar absurdamente alegres

defender la alegría como algo inevitable defenderla
del mar y las lágrimas tibias de las buenas costumbres y de los apellidos del azar
y también, también de la alegría.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...